Terapia Sexual

Terapia Sexual

Es un conjunto de estrategias para tratar disfunciones del desempeño sexual cuando no hay etiología médica (fisiológica), o como complemento al tratamiento médico.

La terapia sexual requiere una evaluación rigurosa que incluye el examen médico y el psicológico. La razón de ello radica en que las disfunciones sexuales pueden tener base somática, base psicógena o ambas. Un ejemplo claro es la disfunción eréctil (a veces aún llamado «impotencia»), cuya etiología puede incluir, por un lado, problemas circulatorios, y por otro, ansiedad de desempeño.

– Eyaculación precoz.
– Anorgasmia, falta de deseo sexual.
– Vaginismo.
– Impotencia, frigidez…